Semanas

Inseminación artificial

Reproducción asistida

La inseminación artificial

La inseminación artificial (IA) es un proceso relativamente sencillo, dentro de la reproducción asistida. Su preparación se logra con el uso de medicamentos que permiten controlar la ovulación y determinar el día de la inseminación

Este proceso consiste en en la introducción de espermatozoides en el útero femenino por medio de una jeringilla, durante el período próximo a la ovulación. El semen puede pertenecer a tu pareja o proceder de un banco de semen cuando la esterilidad es causa del hombre.

Antes de aplicar esta técnica, debes someterte a un tratamiento hormonal para estimular la ovulación. Las tasas de éxito para la inseminación artificial humana varían según el tipo de problema de fertilidad que se trata y la edad de la paciente. La probabilidad de quedar embarazada mediante este procedimiento va desde el 5 al 25 por ciento con cada ciclo menstrual.

Beneficios de la inseminación artificial

Esta técnica crea un camino al embarazo para las parejas que enfrentan la infertilidad del hombre o la infertilidad de la mujer. Además, la inseminación por donante permite la evaluación y el análisis de los espermatozoides antes de iniciar el proceso, lo que reduce la posibilidad de transmitir un trastorno genético al bebé. Otro beneficio de la inseminación artificial es que permite que las parejas de un mismo sexo conciban un bebé.

 

©2015 ElEmbarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?