Infertilidad y esterilidad

Reproducción asistida

Los nuevos tratamientos en reproducción asistida

Afortunadamente, los tratamientos para resolver la infertilidad avanzan día a día. De hecho, algunos problemas que hace un tiempo hubieran hecho imposible el embarazo, incluso utilizando técnicas de reproducción asistida, son salvados ahora gracias a estos avances.

Los tratamientos de la reproducción asistida comienzan siempre con un estudio previo que tiene como objetivo determinar qué espermatozoides, qué óvulos y qué embriones son los más aptos para lograr el embarazo.  Es uno de los puntos clave en el éxito de los tratamientos de reproducción asistida.

España es uno de los países con más prestigio internacional en el ámbito de la reproduccion asistida y, de hecho, son muchas las parejas extranjeras con problemas de fertilidad que acuden a este país para seguir un tratamiento. Precisamente por eso cada vez se investiga más y algunos de los centros españoles de reproducción asistida están logrando enormes avances.



El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), por ejemplo, ha desarrollado un biochip que permite localizar ciertas alteraciones presentes en los espermatozoides. El valor de esta técnica es que diagnostica con mayor precisión las causas de la infertilidad masculina, pues no sólo se centra en el número y en la movilidad del esperma. Además, agiliza el proceso anterior, donde se hacia un examen gen a gen. Gracias a este biochip se han logrado descubrir nuevas causas que provocan esterilidad en el hombre lo que, a partir de ahora, puede conducir nuevas investigaciones.

En el IVI también se ha desarrollado un test rápido que permite a las mujeres conocer si su cuerpo es o no apto para a albergar un embarazo. Se realiza mediante un examen molecular de la matriz, que logra descubrir si la mujer podrá tener un hijo, ya sea por medios naturales o mediante reproducción asistida. La ventaja de este test es que da a conocer cuáles son las posibilidades reales de engendrar antes de someterse a ningún procedimiento de reproducción asistida

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid y expertos de la Clinica Tambre ha destacado la importancia de cuidar al máximo el tiempo que transcurre entre el momento de a eyaculación y la utilización de esa muestra para la diseminación. La novedad que aporta esta investigación es que ha determinado que el proceso de degradación o fragmentación del ADN del espermatozoide (que se produce tras su man pulación) varia en función de cada hombre. Cuando el ADN seminal se ha fragmentado, las posibilidades de tener éxito al aplicar una técnica de reproducción asistida bajan. Así, haciendo un estudio previo que determine la longevidad de los espermatozoides se puede prever cuál será la capacidad reproductora del varón, lo que evitarla un gran número de tratamientos fallidos.

Forgot your details?