Infertilidad y el sentimiento de culpa

La culpa es uno de los síntomas que aparecen en la sintomatología ansiosa o depresiva. Junto con otros como la rabia y la tristeza, en la culpa intervienen pensamientos sobre el pasado o sobre situaciones que no podemos cambiar y sobre las que nos podemos sentir impotentes, precisamente por ello. Es frecuente escuchar en consulta psicológica mensajes cargados de culpabilidad, ya sea hacia uno mismo o directa/indirectamente hacia la pareja. Por ejemplo, “teníamos que haber empezado antes a buscar hijos, de ser así hubiera sido más fácil”. Saber que tenemos problemas de infertilidad origina sentimientos de dolor, frustración y también de culpa. Pero ¿cómo se manifiesta esta última?

Consecuencias psicológicas asociadas diagnóstico de infertilidad

fizkes || Shutterstock

Cómo funciona el sentimiento de culpa ante la infertilidad

Tener problemas para concebir o dificultades para tener hijos y decirse a sí mismo mensajes cargados de culpabilidad, suponen un gran desgaste de energía, que llevarán a la persona a “agotarse”, sentirse frutrado y dejar de actuar, porque, en teoría, “ya no se puede hacer nada”. Invirtiendo las fuerzas en pensar sobre el pasado en lugar de lo que se podría hacer en el presente para cambiar la situación.

Realmente con este tipo de mensajes priorizan los pensamientos negativos y nos estamos autocastigando, y autosaboteánonos, terminando por llevar a la persona a bloquearse y renunciar a seguir intentando tener un hijo. Los mensajes de culpabilidad van creando un círculo vicioso, en el que uno se critica a si mismo por algo que hizo o no hizo (por ejemplo, no verse preparada antes para ser madre, haber tomado pastillas anticonceptivas, haberse realizado un aborto, etc.), se siente culpable por no haber tomado otra decisión, se retrae y ya no intenta otras posibles vías para tener un hijo.

Muchas veces, la explicación se debe a la enorme sensación de miedo que se siente ante el diagnóstico y la situación que se está viviendo. Al final, la persona que se siente culpable, tendrá una autopercepción muy negativa sobre, es decir, sintiendo que es poco válida y con baja autoestima.


También puede darse un deterioro en las relaciones conyugales, ya sea por sentirse culpable por no poder logar el embarazo y completar el proyecto de familia con su pareja… o, desde el punto de vista del otro, sentirse culpable por culpabilizar (sin quererlo) a su pareja por no poder tener hijos.

Es relevante trabajar estos sentimientos de culpa y menosprecio hacia uno mismo. Mientras existan, se seguirá estando bloqueado y no se podrá continuar con el duelo. Puede no sentirse merecedora de una vida feliz y dejar de involucrarse en proyectos que antes le ilusionaban.

Miedo al embarazo tras una pérdida

Zivica Kerkez || Shutterstock

Puede ser de ayuda saber que la percepción de los recuerdos es diferente según el estado de ánimo de una persona. Las personas felices, recuerdan más sucesos buenos o felices de los que realmente sucedieron, olvidando más rápidamente los malos. En cambio, las personas tristes o depresivas, son más precisas en ambos sentidos, así como son más ecuánimes en la valoración de éxito y fracaso. No obstante, pueden restarle importancia a situaciones que influyeron en sus decisiones pasadas. Por ejemplo, retrasar tener un hijo por no sentirse preparados, o por buscar una estabilidad laboral.

Ser culpable de algo implica responsabilidad y voluntariedad. Nadie decide tener una enfermedad relacionada con la infertilidad o la esterilidad. Es algo sobrevenido e implica una relación causa-efecto.

En consulta psicológica se pueden trabajar con técnicas para trabajar, entre otros temas, con los sentimientos de culpa, como la reestructuración cognitiva, la imaginación racional emotiva y la refutación de ideas. Un buen paso para salir de este círculo vicioso, y avanzar, puede ser pedir ayuda psicológica con un profesional.

María es psicóloga sanitaria. Está especializada en investigación y tratamientos en Psicopatología y Salud Mental. Cuenta con dos Másters oficiales cursados en la Universitat de València (UV).

Colabora desde 2015 con la asociación ASPROIN, destinada a personas con problemas de infertilidad donde realiza apoyo psicológico individual y de parejas. También crea publicaciones en su Blog, aportando conocimiento científico de calidad sobre el tema de la fecundidad.

Desde 2014 ha trabajado como docente en diferentes talleres destinados a la mejora del bienestar psicológico, y la utilización de herramientas para un mejor desarrollo de las capacidades. Recientemente, como mediadora comunitaria, ha trabajado en temas de integración sociocultural de mujeres inmigrantes.

Actualmente colabora en nuestra web revisando y redactando contenidos relacionados con Psicología e Infertilidad.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account