Infertilidad femenina: endometriosis

La endometriosis es un problema que afecta a las mujeres y que es causa de un gran número de casos de infertilidad femenina. Consiste en la aparición y crecimiento de tejido endometrial fuera del útero, sobre todo en la cavidad pélvica como en los ovarios, detrás del útero, en los ligamentos uterinos, en la vejiga urinaria o en el intestino.

¿Puede causar problemas de fertilidad la endometriosis?

Cookie Studio || Shutterstock

¿Cómo influye la endometriosis en la infertilidad de la mujer?

La endometriosis es una de las enfermedades ginecológicas más comunes. Los dos síntomas más comunes de la endometriosis son el dolor pélvico y la dismenorrea. Algunas mujeres tienen dolor antes o durante sus períodos menstruales, así como durante o después de las relaciones sexuales. Este dolor puede ser tan intenso que afecta la calidad de vida de la mujer, desde sus relaciones hasta sus actividades diarias.

Son muchas las pacientes que presentan este trastorno en el aparato reproductor femenino y que poseen problemas para concebir y por lo tanto, problemas para conseguir el embarazo natural.

En gran parte los problemas de infertilidad asociados a la endometriosis se explican dado que afecta de forma negativa a la reserva ovárica, a la implantación del embrión o a las trompas de falopio. Aunque esto no implica que todas las mujeres que tengan esta enfermedad tengan problemas para tener un bebé, este aspecto dependerá en gran medida del grado de afectación y de la zona afectada.

¿Cómo se trata la endometriosis?

No existe un tratamiento idóneo para tratar esta enfermedad y lograr los cuatro objetivos terapéuticos básicos: eliminar los síntomas y las molestias, restaurar la fertilidad de la mujer, suprimir la endometriosis visible y evitar la progresión de la enfermedad. En función de ello, los expertos pueden ofrecer uno de los tres siguientes tratamientos: tratamiento quirúrgico, tratamiento hormonal, o los fármacos analgésicos.


La primera opción para tratar la endometriosis  y recuperar la fertilidad es el tratamiento médico en función del grado de afectación y del historial. Los medicamentos y los tratamientos hormonales son efectivos a la hora de minimizar las molestias y los dolores y para regular el ciclo femenino. El médico puede sugerir uno de los siguientes tratamientos hormonales:

  • Anticonceptivos orales o píldoras anticonceptivas: regulan el crecimiento del tejido que reviste el útero y a menudo disminuyen la cantidad de flujo menstrual.
  • Progesterona y la progestina: mejoran los síntomas al reducir el período menstrual o al pararlo completamente.
  • Danocrina: para la secreción de las hormonas involucradas en el ciclo menstrual.
  • Hormona liberadora de gonadotropina (GnRH): bloquea la producción de ciertas hormonas para prevenir la menstruación, lo que reduce o para el crecimiento de la endometriosis, poniendo al cuerpo en un estado “menopáusico”.

El tratamiento hormonal de la endometriosis ayuda a disminuir los signos y síntomas, sin embargo no todas las mujeres responden bien a este tipo de tratamiento.

Los fármacos analgésicos pueden ser divididos según el mecanismo de acción por: analgésicos o antiinflamarios, antihiperanalgésicos o opioides.

Pero si lo que se quiere es aumentar las probabilidades de embarazo y descender los problemas de infertilidad derivados de esta enfermedad el médico recomendará realizar una cirugía por laparoscopia. Este técnica posibilita diagnosticar la enfermedad, permite una escisión completa de las lesiones, ofrece mejores resultados a largo plazo y mejora la fertilidad posterior de las pacientes. Teniendo en cuenta que las diferentes localizaciones de la endometriosis necesitan tratamientos quirúrgicos diferentes destacamos: el tratamiento quirúrgico de la endometriosis ovárica, el tratamiento quirúrgico de la endometriosis peritoneal o el tratamiento quirúrgico de la endometriosis profunda.

Si el embarazo natural no llega tras una intervención de estas características, y tras estar una año inventándolo y descartar otros problemas de infertilidad se puede apostar por los diferentes tratamientos de fertilidad como: la inseminación artificial, la fecundación in vitro y la donación de óvulos o de esperma.

Actualmente los expertos diferencian entre 4 grados según la localización, la cantidad, la profundad y el tamaño y en base a esto puede ser mejor realizar un tratamiento médico u otro:

  • Grado I o grado mínimo.
  • Grado II o grado leve.
  • Grado III o grado moderado.
  • Grado IV o grado severo.

Las endometriosis avanzadas con alteraciones de carácter anatómicas tienen una gran relación con la infertilidad.

  • HEAPS, J. M., NIEBER, R. K., Y BEREK, J. S. Malignant neoplasms arising in endometriosis. Obstetrics and gynecology75(6), 1023-1028. (1990)
  • RESTREPO, G. A . Endometriosis, endometrioma e infertilidad. Rev. Fac. Med 18, 197–209. (2010)
  • Ministerio de Sanidad, servicios sociales e igualdad del Gobierno de España, Guía de atención a las mujeres con endometriosis en el Sistema Nacional de Salud. Consulta en línea: https://www.mscbs.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/ENDOMETRIOSIS.pdf
  • Sefertilidad. Endometriosis. Consulta en línea: https://www.sefertilidad.net/docs/biblioteca/recomendaciones/endometriosis.pdf

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account