Semanas

Reproducción asistida

Transferencia intratubárica de gametos

Se trata de una técnica de fecundación mucho menos popular que la fertilización in vitro o la inseminación artificial. Es aconsejable si tus trompas de Falopio están abiertas u otras técnicas de fertilización no han funcionado. También se recomiendo cuando el fallo proviene de la ovulación, de problemas en el cuello del útero o si tu pareja tiene un número bajo de espermatozoides

FertilizaciónSe trata de un procedimiento similar a la FIV, con la ventaja de que permite que la fecundación se produzca en las trompas de Falopio de manera natural. El proceso inicia con la estimulación de la ovulación al inicio de tu ciclo menstrual mediante medicamentos que facilitarán que produzcas varios óvulos maduros (normalmente sólo liberas un óvulo en cada ciclo).

Tu médico llevará un control exhaustivo de tus niveles hormonales para determinar cuando los óvulos están listos para ser fecundados mediante este procedimiento. Una vez los óvulos estén maduros, el médico los extraerá para combinarlos con los espermatozoides de tu pareja y luego implantar al menos cuatro de ellos  en tus trompas de Falopio mediante una pequeña incisión. Si alguno de ellos resulta fecundado se implantará en tu úteró y crecerá hasta convertirse en un bebé.

Ventajas del tratamiento

Esta técnica permite que la fecundación ocurra en tu trompa de Falopio en lugar de hacerlo en el laboratorio, lo cual puede ser una buena opción para ti si deseas que tu bebé se desarrolle de la forma más natural posible.

Desventajas del tratamiento

Para recolectar tus óvulos y transplantarlos a tus trompas de Falopio se necesita cirugía, a diferencia de la fecundación in vitro. Además, debido a que probablemente te inyecten más de un óvulo en las trompas, estarás más propensa a tener mellizos o más bebés. Aunque el porcentaje de embarazos múltiples con este tratamiento no es tan elevado como en los in vitro.

©2015 ElEmbarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?