Quedar embarazada

Malos hábitos ¿Preparada para concebir?

En cuanto has tomado la decisión de tener un hijo es como si ya estuvieras embarazada, así es que debes empezar desde YA a cuidar tu cuerpo y tu mente para conseguir un embarazo sano y seguro. Fuera el estrés, el tabaco, el alcohol, ejercicios violentos… Llevar una vida sana te ayudará en la concepción y a disfrutar del período de embarazo.

Algunos malos hábitos pueden provocarte problemas para concebir. Fumar, beber alcohol o dormir poco y de manera irregular pueden hacer que tu cuerpo no esté en las condiciones óptimas para la fecundación.

Apostar por una vida sana es la mejor opción si estás buscando tener un bebé, una recomendación que se aplica tanto a la madre como al padre.

Dieta equilibradaLas primeras semanas de embarazo son una etapa crucial para el desarrollo del feto. Crear buenos hábitos antes de quedar embarazada te dará ventaja para tener un bebé sano. Cuida tu alimentación, tu forma física y consulta a un especialista desde el inicio.

Alimentación: Mantén una dieta equilibrada y bebe muchos líquidos. El ácido fólico es muy importante para tu cuerpo, puesto que protegerá a tu futuro bebé de la posible transmisión de enfermedades congénitas. Lo encontrarás en los cítricos, los granos integrales, el hígado, la carne de ave y las verduras de hoja verde.

Forma física: Es el momento de mantener bajo absoluto control cualquier problema de salud que tengas (hipertiroidismo, diabetes, presión arterial…), para lo que deberás consultar a tu médico. En cuanto el ejercicio físico, si inicias una tabla de entrenamiento regular hasta tres meses antes de quedarte embarazada superarás más fácilmente el período de gestación e incluso tendrás un parto más fácil.

Malos hábitosElimina malos hábitos: Deja el consumo de tabaco, alcohol y drogas. Las mujeres que fuman tienen mayor riesgo de aborto, parto prematuro y bajo peso del bebé al nacer, con los problemas de salud que eso puede conllevar para tu hijo. el consumo de alcohol o drogas también pueden ocasionar problemas de salud en el feto.

Adquiere buenos hábitos de vida: El estrés no es aconsejable en ningún caso, pero si pretendes llegar al embarazo aún menos. Las situaciones estresantes, así como obsesionarte con la idea de quedar embarazada, pueden alterar tu ciclo e poner impedimentos a la fecundación.

Forgot your details?